Rob Gronkowski – Rehabilitación de lesiones

LA ATRAPADA DE LA SEMANA realizada por el extraordinario ala cerrada Rob Gronkowski, considerada así por varios especialistas de la NFL, en el último encuentro de los Patriotas de Nueva Inglaterra contra los Broncos de Denver, es un claro ejemplo de un buen trabajo de rehabilitación después de diferente lesiones.

Robert James “Rob” Gronkowski (nacido el 14 de mayo de 1989), apodado “Gronk”, es un ala cerrada de fútbol americano de los New England Patriots de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL).

Resulta interesante su trayectoria y desempeño, ya que dentro de su carrera ha sufrido varias lesiones; la primera que sufrió fue en la espalda durante la temporada del 2009, por lo que tuvo que ser operado y a su a su regreso en el 2010,  Gronkowski batió el récord de la NFL de touchdowns anotados en una temporada por un ala cerrada.  En la temporada 2011-2012 sufre lesión de tobillo y tras una intervención quirúrgica, le permitió continuar con sus logros y récords.

Al año siguiente Gronkowski se rompe el antebrazo izquierdo en la Semana 11 en el juego contra los Colts de Indianapolis por lo que estuvo fuera 6 semanas, siendo operado y reintegrandose en la semana 15 a los entrenamientos y reapareciendo en la semana 17 contra los Delfines de Miami, anotando nuevamente un touchdown. Durante el primer  partido de playoffs de los  Patriotas contra los Houston Texans sufre una nueva lesión en el antebrazo, por lo que tendría que ser sometido a una nueva intervención quirúrgica, para su mala fortuna, en el mes de febrero del 2013 se le diagnostica una infección en el antebrazo, teniéndose que someter a una tercera cirugía para hacer un lavado quirúrgico y tratamiento con  antibióticos para controlar la infección, una vez controlada, se realiza una cuarta cirugía para retirar el materia de osteosíntesis  aplicado en la segunda operación, para colocarle uno nuevo. Desde entonces, Rob Gronkowski, usa un protector en el antebrazo izquierdo que le permite proteger, pero a la vez dar movilidad a la extremidad superior (brazo y antebrazo) para su participación, esto le da una firmeza y seguridad para su desempeño deportivo. Existen varios tipos de protectores y estos se ajustan de acuerdo a la necesidad y desempeño que el tipo de deporte requiera, sin poner en riesgo su integridad o la de los oponentes.

Indicaciones:

Intervalo fijo o controlado de movimiento después de la lesión o después de la operación

Rob-Gronkowski-Gronktini.410

Credit: Ed Mulholland-USA TODAY Sports

Las fracturas de antebrazo, pueden ser variadas y  producidas por traumatismos directos o indirectos, en todas las etapas de la vida, en el adulto las más frecuentes son en el tercio medio.

Fract1

Su tratamiento debe enfocarse a: Reducción anatómica, restaurar la longitud del cúbito y radio,  reducir y estabilizar las articulaciones, restaurar la alineación rotacional, reparar las lesiones de los tejidos blandos, recuperar una función normal.

Por lo tanto el estándar de oro para este tipo de fracturas es la fijación  anatómica respetando los enfoque mencionados.
Fract2

Dentro de las complicaciones que se pueden presentar son:

– Que no se unan las partes de los huesos fracturados.

– infección, como en el caso de  Gronkowski.

– Cicatrización con un cayo que genere deformidad (consolidación viciosa) entre otras no menos importantes.

Desafortunadamente el historial de Rob Gronkowski no termina ahí ya que el 18 de junio de 2013, Gronkowski se sometió a una cirugía de espalda. Y posteriormente durante un partido contra los Cafés de Cleveland, el 8 de diciembre de 2013,  sufrió una lesión en la rodilla derecha después de un golpe directo de TJ Ward, sufriendo un  desgarró en el ligamento cruzado anterior y del ligamento medial (ACL y MCL), que terminó prematuramente su temporada 2013.

Su recuperación ha sido paulatina y ahora participa en momentos claves para su equipo, sin embargo el proceso de rehabilitación ha tenido que ser extenuante y muy importante, ya que el recuperar la fortaleza (fuerza) y la mecánica correcta de sus movimientos a través de los ejercicios rehabilitatorios son fundamentales para la reintegración al éxito deportivo.

Felicidades a un grande de la NFL – Rob Gronkowski.

Texto por: Dr. Ricardo Solís Aceves