PSICOLOGÍA DE LAS ACTITUDES AGRESIVAS EN EL DEPORTE.

La psicología del deporte es una disciplina en constante evolución que se ha convertido en un elemento crucial para entender y abordar diferentes conductas y comportamientos, entre ellas la agresividad. La agresión en el ámbito deportivo no es un fenómeno nuevo, pero su presencia multidireccional ha adquirido una importancia creciente en las últimas décadas.

La agresión en el deporte puede manifestarse de diversas formas, desde conductas verbales, como insultos o provocaciones, hasta actos físicos, como empujones, golpes o señas. Estas actitudes pueden ser perjudiciales para el propio deportista, sus compañeros de equipo, rivales y para la escencia misma del deporte.

Respecto a esto, existen diferentes enfoques, y la teoría de la frustración es una de las bases para entender la agresión en el deporte. Según esta teoría, la agresión es una respuesta a la frustración, es decir, cuando un individuo se siente impedido en la consecución de sus objetivos. En el deporte, esto puede manifestarse cuando un atleta siente que no está alcanzando su rendimiento esperado o que está siendo injustamente tratado por los árbitros o adversarios. En este caso, la psicología del deporte trabaja para ayudar a los deportistas a proyectar esta frustración de manera más constructiva.

Por otro lado, algunos autores han señalado que la agresividad es un elemento que impulsa la energía extra favorececiendo las habilidades técnicas, concretamente en los deportes de contacto físico y de combate (Robazza et al., 1998). En estos casos, se ha establecido que el enojo enfocado a una intensidad baja en este tipo de atletas puede tener un impacto benéfico en el éxito deportivo (Morgan, 1985; Hanin y Hanin y Syrja, 1995; Robazza, Bortoli y Nougier, 1998; Robazza y Bortoli, 2003).

Se ha descrito también, que cuando el deportista experimenta una emoción fuerte como en el caso de la agresividad y la ira, orgánicamente se prepara para la acción, lo que permite que sustancias como la adrenalina, endorfinas y las hormonas tiroideas se metabolicen más rapidamente, además del aumento de la frecuencia cardiaca y respiratoria, permitiendo así que los músculos aumenten su actividad a través de la mayor irrigación sanguínea, lo cual provoca un mayor estado de alerta y mejora el desempeño físico. Mientras que en el aspecto cognitivo, se aumenta la concentración, generando que los juicios se vuelvan más agudos, lo que le permite al deportista estar más atento a la competencia (Clarkson, 1999).

Sin embargo, no se puede perder el enfoque real de que cuando se habla de la agresión colérica, se ha mostrado que ésta tiene un impacto definitivamente negativo en el área deportiva (Loehr, 1982). Por lo cual, es indispensable el autocontrol emocional, aspecto esencial manejado en la psicología en el deporte. Los deportistas deben aprender a reconocer sus emociones y a gestionarlas adecuadamente para evitar reacciones impulsivas y agresivas. La técnica de la visualización y la relajación son herramientas comunes para lograr este control emocional, y la psicología es base fundamental para llevar a cabo este proceso.

Asi, Tomando en cuenta que la psicología está encargada del estudio de la mente y el comportamiento de los individuos, en el medio deportivo juega un papel fundamental para su análisis y manejo, dentro y fuera del campo de juego, por que no se debe de olvidar que el atleta es de tiempo completo, ya que es ejemplo e influencia social.

La psicología deportiva también se centra en desarrollar estrategias para prevenir y controlar la agresión en el deporte. Esto implica enseñar a los atletas a canalizar su energía de manera positiva, a mantener la calma bajo presión y a desarrollar habilidades de comunicación efectivas. La empatía y el respeto hacia los demás son cualidades que se promueven para fomentar un ambiente deportivo más saludable.

La psicología desempeña un papel crucial en el abordaje de las actitudes agresivas en el deporte. Ayuda a los deportistas a comprender las raíces de su agresión, a desarrollar estrategias para prevenirla y a gestionar sus emociones de manera más saludable. Al promover la empatía, el autocontrol y el respeto, la psicología del deporte contribuye a crear un ambiente deportivo más positivo y constructivo.

D&M Clinic “Regresa Más Fuerte”

Nuestra misión es ayudarte
Citas: 555208-4574 / 555208-5830 / 555533-1556
dmclinic.citas@gmail.com
D&M Clinic: Río Niagara No.1 Col. Cuauhtémoc, C.P. 06500, CDMX