PRECAUCIONES ESENCIALES PARA ENTRENAR BAJO EL CALOR EXTREMO.

Entrenar en altas temperaturas representa desafíos adicionales para nuestro cuerpo durante el entrenamiento. El calor excesivo lleva al cuerpo humano a un estado de estrés que afecta el rendimiento físico y a la salud si no se toman las medidas pertinentes.

Es fundamental tomar precauciones adecuadas para protegernos y garantizar un entrenamiento seguro y efectivo bajo estas condiciones y con ello preservar también la salud, como son:

En primer lugar, es esencial mantenerse bien hidratado. El calor aumenta la pérdida de líquidos a través de la sudoración, lo que puede provocar deshidratación.

Informarse sobre las condiciones de humedad, si ésta es elevada corremos el riesgo de no poder enfriar el cuerpo, ya que el principal mecanismo de perdida de calor corporal durante el ejercicio es la evaporación (80%) y si la humedad es alta, el medio ambiente no acepta moléculas de agua y por lo tanto no enfriamos el cuerpo corriendo el riesgo de Golpe de Calor.

Beber agua antes, durante y después del entrenamiento es crucial. Se recomienda llevar consigo una botella de agua y tomar sorbos regulares durante la sesión de entrenamiento (de preferencia agua que esta fresca), si espera a tener sed es porque seguro ya hay un grado de deshidratación.

La deshidratación nos puede llevar a otros problemas además de disminuir el rendimiento físico, también disminuye la resistencia muscular, la fuerza y aumento de la temperatura llevando al individuo a golpe de calor.

Es importante vestirse adecuadamente. Opta por ropa ligera, de colores claros y transpirable que permita la circulación de aire y evite el sobrecalentamiento del cuerpo. También puedes considerar el uso de sombreros o gorras para proteger tu cabeza y cara del sol directo.

Otro aspecto fundamental es elegir el momento adecuado para entrenar. Evita las horas pico de calor, como el mediodía, y busca entrenar temprano en la mañana o al final de la tarde, cuando las temperaturas suelen ser más bajas y con menos contaminación. Además, trata de buscar áreas con sombra o espacios interiores con aire acondicionado si es posible.

Hay señales que tu cuerpo te alerta o advierte para la enfermedad por calor que no solo es el golpe de calor (esta es la mas grave); si sientes mareos, calosfríos (piel de gallina), náuseas, fatiga extrema o calambres musculares, detente inmediatamente y busca un lugar fresco para descansar, de ser posible dar masaje con hielo y usar toallas húmedas frías y combinarlas con ventiladores.  Estos síntomas pueden indicar un problema de salud grave y es importante escuchar a tu cuerpo para evitar lesiones o complicaciones.

Dr. Ricardo Solis Aceves
D&M Clinic “Regresa Más Fuerte”

Nuestra misión es ayudarte
Citas: 555208-4574 / 555208-5830 / 555533-1556
dmclinic.citas@gmail.com

D&M Clinic: Río Niagara No.1 Col. Cuauhtémoc, C.P. 06500, CDMX